Reteniendo el talento

Reteniendo el talento

La segunda entrada de esta sección no podía estar dedicada a otra tendencia que al talento. ¿Suena antiguo?, todo lo contrario. Llámalo creatividad, imaginación, inteligencia, conocimiento u otro término de los llamados intangibles, que por otro lado cada día son más necesarios y medibles. Porque si hay una tendencia fuerte, auténticamente global y con futuro, esa es la búsqueda, desarrollo y  consolidación en las empresas, de quienes aporten talento.

Hace unos días veíamos en The Wall Street Journal como Google, presentaba un algoritmo para detectar, en su propia empresa, los empleados susceptibles de irse por su voluntad (¿pero quién decía que no se pueden medir intangibles?). Independientemente de los parámetros utilizados para ‘descubrir’ a esos trabajadores, lo que subyace de la noticia, es el reconocimiento por parte de la empresa de que cuando alguien no se siente valorado, cuando cree que no aporta nada nuevo, o que su aportación no es apreciada o recompensada, busca su salida y además a compañías de la competencia (doble perjuicio).

En un mercado complejo por la fragmentación y por la competencia, la diferencia, el gap que hace funcionar una propuesta empresarial, un producto o una marca, es el talento que aporten quienes trabajen en ella. Este axioma que parece obvio y que hasta ahora sólo era utilizado por empresas de muy alto nivel o por países con una cultura más innovadora, se está extendiendo y en breve dejará de ser una tendencia, para convertirse en una realidad global.

¿Un ejemplo de esta tendencia? Desde el mundo del deporte (ejemplo para otros ámbitos), sin lugar a dudas el caso de Guardiola, por aportar su talento y sobre todo por saber gestionar el de los demás convirtiendo al Barcelona no sólo en un caso de éxito sino en algo más que un club.

Volviendo a Google, veamos como es un día de trabajo en la sede central, para Bernardo Hernández, director Mundial de GeoMarketing de la misma.

 



Send this to a friend