Reputación Tag

El fútbol nos ofrece un escenario continuo de situaciones de crisis de comunicación. Hay que tener un temple especial o atesorar un buen puñado de habilidades comunicativas para resistir el juicio impaciente, cambiante y probablemente...

No habría, probablemente, peor momento para una noticia de este tipo. Con las playas abarrotadas de turistas en medio de las vacaciones de semana santa un vertido de combustible llega a las costas de Gran Canaria....

Se puede amar una marca? Kevin Roberts aseguró hace casi una década que si, y de eso sigue viviendo (y muy bien). Vió que existen razones mas allá de la razón o las ofertas comerciales que nos pueden hacer sentir un vinculo emocional, y obviamente...

Hasta los cerrajeros se plantean declararse insumisos para no tener que acatar la orden judicial de forzar las puertas de las viviendas desahuciadas. Al mismo tiempo vemos anuncios de entidades bancarias que piden nuestra confianza o que hablan de nuevos principios.  Da la sensación de que los únicos que no han sido capaces de entender el alcance de esta crisis son los primeros que la sintieron: los bancos.

Es posible que la reputación de los bancos no haya estado nunca tan dañada. Con una imagen pública destrozada por la crisis, los desahucios y las preferentes, las entidades bancarias no cuentan con la confianza de los ciudadanos. Todo lo contrario.

Es posible que la reputación de los bancos no haya estado nunca tan dañada. Con una imagen pública destrozada por la crisis, los desahucios y las preferentes, las entidades bancarias no cuentan con la confianza de los ciudadanos. Todo lo contrario.  Así que tienen que soportar otra crisis más: una crisis de reputación. . ¿Lo saben? Por supuesto, pero existen a nuestro juicio varias razones que han evitado que los bancos reaccionen antes ante este deterioro de su prestigio.
No es la panacea, pero en estos tiempos en que la confianza que logremos transmitir al exterior es vital para salir del atolladero en que andamos metidos, la marca España se presenta como herramienta imprescindible. El sello que logremos imprimir a nuestra imagen de país va a impregnar a todo lo que queramos vender fuera de nuestras fronteras, y aunque ya hemos defendido la importancia de la autoestima entre los ciudadanos como paso imprescindible para generar confianza, tenemos que celebrar al menos dos buenas noticias sobre nuestra imagen en el exterior.

El Reputational Institute se encarga de medir la reputación de los países. En la clasificación de este año nuestro país aparece en el puesto 16. Exactamente el mismo que el año pasado.

No puede ser desconocimiento. Las empresas de la envergadura de las grandes compañías telefónicas saben de sobra la importancia que tiene para su negocio lograr una percepción positiva en la mente del usuario. De hecho prácticamente todas tienen un plan de RSC en el que dejan bien claro que su responsabilidad va más allá de dar de alta al mayor número de clientes. Así que actitudes como la que nos ocupa hoy, deben formar parte de un cálculo mucho más mundano. Simplemente se han puesto a echar cuentas, han estimado costes y han decidido que les resulta más rentable tratar de arañar unos euros más al cliente que quiere cancelar su contrato, que permitir que se vaya con un buen concepto de la empresa. Por eso lo ponen tan difícil. [caption id="" align="aligncenter" width="461"] "...y aparte tenemos una magnífica política de Responsabilidad Social"[/caption]

Vaya por delante que este post va a adquirir cierto tufillo a cliente insatisfecho. De  quien ha intentado darse de baja de una forma igual de sencilla que darse de alta y, obviamente, no lo ha conseguido.

Send this to a friend