Robert Gibbs Tag

En una sociedad en la que las encuestas son sagradas para los políticos y, especialmente, para sus jefes de comunicación, el dato de cómo había manejado el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, la detención de su amigo, el profesor Louis Gates, hacía saltar las alarmas.

Los jefes de comunicación de Barack Obama han reaccionado con una salida poco convencional a la polémica sobre la detención de Louis Gates.

Cuatro de cada diez encuestados valoraba negativamente las declaraciones de Obama cuando dijo que el arresto de Gates había sido una estupidez, una detención ya comentada en este mismo blog la semana pasada. Entonces nos preguntábamos sobre el trabajo de los jefes de comunicación del presidente norteamericano, y ahora hay que decir que su reacción ha sido otra al encontrarle una salida, al menos poco convencional y favorable a sus intereses

Send this to a friend