Marca España Tag

Nos reunimos en una jornada marcada por prisas y premuras, justo lo contrario de lo que buscamos en Subrayados, donde disfrutamos de la conversación sin la tiranía del reloj. Pero las circunstancias nos llevan a hacer una excepción en un día muy especial en que se constituye la delegación de Dircom en Canarias, un proyecto en el que Woll Consultores se ha implicado directamente. Así que aunque esta vez no hay sobremesa de por medio, podemos al menos tomar un café charlando sobre comunicación estratégica con dos expertos en la materia. Los presidentes de Dircom y Dircom Canarias, José Manuel Velasco y Carlos Salazar.

 Captura de pantalla 2013-03-04 a las 18.11.46

"La política no vive hoy sus mejores horas en la percepción de los ciudadanos..." Es la única referencia a una crisis de reputación que hizo el rey en su discurso de Navidad. Y eso que este año no ha sido bueno precisamente para la imagen de la Casa Real. Con una imagen muy desgastada por el caso Urdangarín el rey tuvo que enfrentarse a un aluvión de críticas a cuenta de su cacería de elefantes en Bostwana. Una crisis de reputación que alcanzó una enorme repercusión a través de las redes y que obligó al monarca a pedir disculpas para frenar la brecha abierta en su popularidad. Crisis in line en el que es uno de los hitos comunicativos de este 2012 que termina. Muy consciente de la importancia de la reputación de su "marca", la Casa Real considera extinguido aquel incendio, aunque reconoce que el juicio contra el yerno del rey provoca tensiones en su imagen que están aún lejos de solventarse.

Cabe destacar la repercusión de  los movimientos antidesahucio que han logrado elevar la presión ciudadana hasta el punto de obligar a intervenir al gobierno en favor de sus demandas

No es la panacea, pero en estos tiempos en que la confianza que logremos transmitir al exterior es vital para salir del atolladero en que andamos metidos, la marca España se presenta como herramienta imprescindible. El sello que logremos imprimir a nuestra imagen de país va a impregnar a todo lo que queramos vender fuera de nuestras fronteras, y aunque ya hemos defendido la importancia de la autoestima entre los ciudadanos como paso imprescindible para generar confianza, tenemos que celebrar al menos dos buenas noticias sobre nuestra imagen en el exterior.

El Reputational Institute se encarga de medir la reputación de los países. En la clasificación de este año nuestro país aparece en el puesto 16. Exactamente el mismo que el año pasado.

"It´s only rock´n roll..." o reinterpretando el tema de los Rolling: Es solo fútbol, pero nos gusta. Pero no es verdad: No es solo fútbol. Estos días todo un país se ha olvidado de primas de riesgo y bonos a 10 años, de crisis y rescates. Los informativos han dejado el paro y la crisis para otro día. Toca pensar en triunfos y en victorias épicas, en la inspiración para salvar los obstáculos y las dificultades; en que somos fuertes...Alegría. Lo dicho, mucho más que fútbol.

La selección es una marca de éxito, la más notoria en estos días, y aglutina valores que sobrepasan lo deportivo: esfuerzo, humildad, compañerismo, excelencia...

La selección es una marca de éxito, la más notoria en estos días, y aglutina valores que sobrepasan lo deportivo: esfuerzo, humildad, compañerismo, excelencia...y hoy parece impensable que nadie pueda reprocharle nada. Pero como ocurre con toda marca de éxito la sobreexposición aumenta los riesgos para su reputación. Es la paradoja de las grandes marcas, tienen un enorme reconocimiento social, pero su  intensidad las hace brillar también cuando se convierten en objetivo. ¿Por qué si no todas las campañas para comer mejor eligen a MacDonalds como chivo expiatorio? Desde luego no porque sea la única empresa de comida rápida, sino porque es la más notoria. [caption id="" align="aligncenter" width="406" caption="España, una marca a proteger."]deportada.es[/caption]
No piensen que es un insulto. La frase es una versión libre de la de James Carville, el asesor de Bill Clinton, con la que le mostró el camino a seguir para ganar las elecciones frente al discurso de héroe de guerra de su oponente George Bush: -¡Es la economía, estúpido! Una frase célebre que tiene tantas versiones como insultos: estúpido, idiota, imbécil... pero que no genera duda en su primera parte: Es la economía. Permítannos discrepar a la vista de lo que está ocurriendo en España en estos tiempos de incertidumbre.

El propio gobierno se ha dado cuenta de que algo falla cuando se pregunta por qué no logramos confianza pese a cumplir con el catón de la economía para estos casos.

El propio gobierno se ha dado cuenta de que algo falla cuando se pregunta por qué no logramos confianza pese a cumplir con el catón de la economía para estos casos. Durísimos recortes, aumento de impuestos, reforma financiera...medidas de choque que parecen estrellarse con un muro de desconfianza al que apenas hacen mella. Pero fue una frase del propio ministro la que alertó nuestro sentido arácnido de consultores: "La realidad es mejor que la percepción de la realidad..." Bingo. [caption id="" align="aligncenter" width="470"] ¿Una ex república soviética? ¿Los Power rangers? No, la misma España[/caption]

Send this to a friend