Marca-ciudad Tag

Dicen que tras el estreno de "Memorias de África" el número de visitantes en Kenia creció un 5 %, aunque eso es bien poco con el 30% de aumento de turistas que llevaron a Nueva Zelanda las tres partes de " El Señor de los...

No habría, probablemente, peor momento para una noticia de este tipo. Con las playas abarrotadas de turistas en medio de las vacaciones de semana santa un vertido de combustible llega a las costas de Gran Canaria....

Porque como recordábamos horas antes de que el jurado hiciese pública su decisión la elección de Las Palmas de Gran Canaria era una gran oportunidad, pero el proyecto no terminaba ahí. Ahora que conocemos el resultado toca felicitar a la ciudad ganadora y seguir adelante. Una vez que la desilusión deje paso a la reflexión serena nos daremos cuenta que hay un camino andado, una labor que puede aprovecharse para desarrollar un concepto de ciudad compartido entre todos los ciudadanos. [caption id="attachment_3833" align="aligncenter" width="360" caption="Ciudades españolas finalistas"][/caption]

Es justamente ese uno de los principales logros que conlleva el haber participado en la selección final. La implicación de la ciudadanía es indispensable para sacar adelante un proyecto de marca-ciudad que añada valor al destino.

Es justamente ese uno de los principales logros que conlleva el haber participado en la selección final. La implicación de la ciudadanía es indispensable para sacar adelante un proyecto de marca-ciudad que añada valor al destino. Es un proceso del que nos hemos ocupado insistentemente en este blog porque estamos seguros de que es una herramienta eficaz para el desarrollo de las ciudades, y para conseguirlo nada mejor que aprovechar el orgullo de pertenencia que surge al marcar un objetivo común y defenderlo dignamente.
Las Palmas de Gran Canaria tiene hoy la oportunidad de ser elegida capital europea de la cultura 2016. No es simplemente una cuestión de orgullo, sino una gran oportunidad para definir la marca-ciudad, esa herramienta que hemos defendido en tantas ocasiones y que en Woll consideramos indispensable para el desarrollo estratégico de cualquier ciudad.  Por eso aprovechamos la ocasión para recordar nuestra reflexión de hace ya algunos meses en torno a la candidatura canaria a esta nominación. Mientras tanto cruzamos los dedos.

POST RECUPERADO (5 OCTUBRE DE 2010)

Es un logro por el que tenemos que felicitarnos todos los canarios, en general, y particularmente los ciudadanos de Las Palmas de Gran Canaria, que avanzan un paso más hacia el sueño de ser Capital Cultural europea en 2016. El tren no volverá a pasar hasta 2032, cuando a España le corresponda otra vez designar la ciudad que será foco de atención cultural para 500 millones de europeos, así que es el momento de apostar fuerte.  La designación es, en primer lugar, un enorme escaparate en el que se puede mostrar mucho más que sol y playa para atraer nuevos turistas.  Pero también es la oportunidad de reinventar la ciudad, regenerando espacios públicos y mejorando su imagen, sin olvidar los beneficios económicos que pueden llegar con las inversiones atraídas por el acontecimiento. Algunas estimaciones en las ciudades que han albergado la capitalidad estiman que el retorno de la inversión ha sido de 8 a 10 euros por cada euro gastado.
Se llama Icann, se rige por las leyes de California y es el organismo que decide como se regulan los dominios por Internet. El caso es que bien para buscar mayor pluralidad en la red o bien por mayor afán recaudatorio, que todo puede ser, la Icann ha decidido ampliar el registro de dominios a nombres enteros, es decir a "dominios corporativos". La medida promete revolucionar un mercado en el que ahora se restringían los dominios y en el que imperaban el (.com) el (.org), (.net), (.edu)...o los propios de cada país como el nuestro del (.es) o de otras zonas geográficas.

¿Quién pedirá por ejemplo el ".Gran Canaria" o el ".Tenerife"? Es posible también pedir ".Timanfaya" o ".Garajonay" y así añada usted al puntito de marras el lugar que quiera.

Piense en la marca Volvo y asóciela a un concepto. Es un ejemplo habitual para explicar la importancia de la marca como transmisora de valores y es muy probable que usted haya pensado en el concepto de "seguridad". No se extrañe, la marca lleva mucho tiempo trasladando esa asociación a los consumidores, y nadie puede negar que lo ha conseguido. No es la primera vez que en Woll reflexionamos sobre la necesidad de apostar, desde la instituciones, por estrategias de marca-ciudad, por eso hagamos el mismo ejercicio relacionando una imagen con una ciudad. Escoja un destino cualquiera, y vincúlelo a una emoción. Si es positiva habrán aumentado las probabilidades de que quiera visitarla y aún mejor, invertir en ella.  Un conocido estudio de una consultora americana asegura que el inversor se pone en el lugar del turista a la hora de decidir la ubicación de sus proyectos, así que se cumpliría uno de los objetivos principales del city branding o marca -ciudad, que es precisamente captar inversiones para la ciudad.

Por todas partes se oyen propuestas en torno a la ciudad que quieren los nuevos gestores públicos pero es raro que se refieran a un concepto de ciudad bien definido

La pregunta viene a colación del nuevo mandato que inician cabildos y ayuntamientos. Por todas partes se oyen propuestas en torno a la ciudad que quieren los nuevos gestores públicos pero es raro que se refieran a un concepto de ciudad bien definido. En algunos casos los consistorios se van a encontrar con una labor ya iniciada en el concepto de marca-ciudad. En Las Palmas de Gran Canaria es clara la intención del anterior equipo de gobierno de vincularla a la cultura a este lado del Atlántico en una estrategia que pasa por la candidatura a capital cultural europea. Habrá que ver si se apuesta por la continuidad en este sentido y  el recorrido que puede tener ese concepto en los proyectos futuros.
Recién llegados de las Jornadas "Comunicación desde la ciudad" en Bilbao  organizadas por ACOP, queremos volver a recalcar la importancia de las aplicaciones del placebranding en la planificación estratégica de las ciudades. Una herramienta, que va más allá de los clásicos planes urbanos y  de los diseños de logos, en la que se soporta la construcción de una marca ciudad.  Una forma de reinventar las ciudades y de posicionarlas en el exterior pero sobre todo entre sus propios ciudadanos.  Algunos atisbos de esta forma de posicionamiento hemos visto en los últimos años aunque centradas básicamente en el turismo, para crear una imagen externa atractiva. Pero ¿por qué no ir más allá?

Pareciera que aceptamos con resignación que nuestra principal debilidad frente a otros destinos competidores es el patrimonio y nos olvidamos del indudable atractivo que pueden llegar a tener nuestras ciudades

 
Porque eso es básicamente la Feria del Turismo que se inicia esta semana en Madrid y que Woll Consultores visitará: un inmenso mostrador desde el que recordar los atractivos de esta tierra a potenciales clientes. Una oportunidad también para observar a la competencia y estudiar las tendencias en esta enorme industria que Canarias debe liderar, dada la importancia que tiene en las Islas y su dilatada experiencia en el sector. El mundo encoge y las distancias no se miden en kilómetros sino en horas de vuelo y número de conexiones. El Caribe está a seis horas y Canarias a casi tres, igual que Marruecos y Túnez; Turquía queda a algo más de cuatro.

Tanto los touroperadores como las compañías aéreas buscan rentabilidad para sus paquetes turísticos, y ahí juega un papel cada vez más importante el placebranding.

De ahí la enorme importancia de que buena parte de la estrategia en materia turística se dirija hacia las compañías aéreas para que establezcan el mayor número de conexiones posibles con las Islas. Las líneas de bajo coste se están constituyendo por ello como objetivo principal y todos los destinos se disputan su atención. Pero tanto los touroperadores como las compañías aéreas (cuando no son los mismos) buscan rentabilidad para sus paquetes turísticos, y ahí juega un papel cada vez más importante  el placebranding en el que tanto esfuerzo están poniendo, por ejemplo, los países latinoamericanos. Algunos buscando demostrar que la inestabilidad sociopolítica es cosa del pasado, otros abriéndose a una nueva industria, como ya dijimos en su día respecto a Panamá. [caption id="" align="aligncenter" width="300" caption="Logomarca "Islas Canarias" realizado por la multinacional FutureBrand."][/caption]
Acabamos de leer un informe que puede ser una excelente fuente de datos para los gestores municipales de casi toda España. Se trata del dossier de Merco Ciudad (Monitor Empresarial de Reputación Corporativa que llevan a cabo la universidad Complutense, Vocento y la consultora Villafañe y Asociados), que analiza el grado de satisfacción de los ciudadanos con su urbe en los 81 municipios más grandes de España. Y va aún mucho más allá porque recogiendo las valoraciones de distintos stakeholders permite llevar a cabo una clasificación de las ciudades desde distintos puntos de vista. Forma de esta manera un ranking con las mejores ciudades para vivir, estudiar, trabajar, hacer negocios...

Las posiciones más bajas de la tabla las ocupan Santa Cruz de Tenerife y Telde, mientras que en la mitad se sitúan Las Palmas de Gran Canaria, que pierde once puestos, y una ascendente La Laguna, que sube cuatro.

Dijo Thomas Mann que todo es política, pero queremos alejarnos de cualquier valoración de este tipo y plantear estos datos como una herramienta, una especie de brújula que pueda guiar a quien corresponda el camino a seguir por su municipio.  No se trata por tanto de calificar si los datos son buenos o malos, sino de estudiarlos con perspectiva para ver nuestra situación en el mapa mental de los ciudadanos.
Es un logro por el que tenemos que felicitarnos todos los canarios, en general, y particularmente los ciudadanos de Las Palmas de Gran Canaria, que avanzan un paso más hacia el sueño de ser Capital Cultural europea en 2016. El tren no volverá a pasar hasta 2032, cuando a España le corresponda otra vez designar la ciudad que será foco de atención cultural para 500 millones de europeos, así que es el momento de apostar fuerte.  La designación es, en primer lugar, un enorme escaparate en el que se puede mostrar mucho más que sol y playa para atraer nuevos turistas.  Pero también es la oportunidad de reinventar la ciudad, regenerando espacios públicos y mejorando su imagen, sin olvidar los beneficios económicos que pueden llegar con las inversiones atraídas por el acontecimiento. Algunas estimaciones en las ciudades que han albergado la capitalidad estiman que el retorno de la inversión ha sido de 8 a 10 euros por cada euro gastado.

Send this to a friend