Ley Sinde Tag

Pues resulta que Cervantes defiende la ley Sinde. Sí, sí, el mismísimo Miguel de Cervantes, el del Quijote y Sancho Panza.  Nos lo dijo la ministra que aporta a la polémica ley el apellido materno, en un artículo que publicó el 18 de enero y que mostraba la licencia que se daba a los libros en 1604: "...para que vos, o la persona que vuestro poder hubiere y no otra alguna, podáis imprimir el dicho libro (...) so pena que la persona o personas que sin tener vuestro poder lo imprimiere o vendiere (...) incurra en pena de cincuenta mil maravedís cada vez que lo contrario hiciere..."

Nos contaba el experto en Storytelling, Antonio Núñez, en un seminario que pudimos compartir con él hace unos días, que era la mejor argumentación del Gobierno desde que saltó la polémica por la ley Sinde. Prácticamente, la única. Probablemente la ministra y el sector que defiende estuvieran tan seguros de que la razón les apoya que creían que las explicaciones sobran. ¿Para qué si tenemos la fuerza de los votos ? Salvando las distancias,  lo mismo debieron pensar los controladores aéreos cuando iniciaron el "asalto al puente de Diciembre": ¿Para qué velar por nuestra imagen pública si tenemos la sartén por el mango? Unos y otros, cada uno a su manera, encontraron respuesta a esa pregunta. La fuerza no basta.

Send this to a friend