Imagen pública Tag

Siempre hemos matizado esa frase tan mentada entre los consultores de que "el silencio no es rentable" con un "casi nunca" porque creemos que el silencio puede ser una herramienta adecuada en ocasiones. En comunicación política es importante lo que se llama "manejar los tiempos",...

Si el propio vicepresidente de la CEOE admite que su organización necesita reinventarse y mejorar su imagen no seremos nosotros quienes le discutamos el diagnóstico. Hace poco más de un año analizábamos precisamente el lastre que suponía para esta organización un perfil proclive a los...

Lo hemos dicho esta misma tarde en el programa Asuntos Propios de RNE (> 15:23) al que acudimos para hacer un análisis del debate electoral: Los ganadores de este debate son los ciudadanos. Los doce millones de personas que lo siguieron por televisión y que iniciaron a su vez otros tantos debates en torno a sus impresiones.  Debemos alegrarnos de que poco a poco los debates televisados se conviertan en indispensables en cualquier campaña electoral porque es una manera de que los ciudadanos entendamos que la comunicación es una habilidad imprescindible para la política y para cualquier otro ámbito profesional. Educación en competencias si, pero también en habilidades. Su seguimiento refuerza además otro de nuestros "mantras" habituales sobre la conveniencia de que los debates sean abiertos. Algo avanzamos al permitirse las interpelaciones, o sea, las intervenciones no necesariamente programadas que hicieron el debate mucho más atractivo para el público, aunque aún queden demasiadas pautas dictadas por los gabinetes de campaña de los candidatos. [caption id="" align="aligncenter" width="421" caption="Rubalcaba y Rajoy: Solos ante el peligro."][/caption]
Fue el lamentable protagonista de la actualidad avanzado el verano, su rostro apareció de repente en todas las portadas del mundo con la mirada tranquila, el gesto satisfecho y sonriente  del asesino de 77 personas en Noruega. Y en cada fotografía, en cada imagen del asesino, una marca que empezó a asociarse a ese loco sanguinario a fuerza de repetirse. En todas sus apariciones el asesino confeso vestía una prenda de Lacoste. [caption id="" align="aligncenter" width="372" caption="Breivik y el cocodrilo. Siempre juntos."][/caption]

La asociación se produce en la mente del consumidor como si el logo del cocodrilo se conviertiese en el siniestro patrocinador de un personaje odioso

Podría ser una de las nuevas leyes de la comunicación con el avance de las nuevas tecnologías. Cuidado con el mensaje que envías porque te pueden responder, o a una acción corresponde una reacción. A muchas empresas aún les está costando acostumbrarse a que los ciudadanos estén dejando de ser meros receptores pasivos de información publicitaria. El mensaje de ahora tiene billete de ida y vuelta,  los ciudadanos reciben, valoran y emiten su veredicto con acuse de recibo.

Vemos el efecto boomerang de la última campaña de Bankia. El ciudadano activo responde "no" a la invitación  y  da un golpe considerable a la imagen de la entidad

Es quizá el argumento más difícil de asumir, que no de entender, para quienes se encuentran inmersos de una situación de crisis comunicativa grave. Asumir pérdidas es un concepto al que nos resistimos, por naturaleza, y más aún cuando hablamos de negocios e inversiones. Sin embargo ya sabemos que no hay empresa que sobreviva a una crisis de reputación seria. Así que la gestión de una de estas crisis requiere antes que nada hacer un cálculo de cuánto va a costar recuperar la credibilidad.

El escándalo es tan grande que amenaza a la reputación de todo el grupo comunicativo, y en última instancia al propio magnate Rupert Murdoch

Porque como recordábamos horas antes de que el jurado hiciese pública su decisión la elección de Las Palmas de Gran Canaria era una gran oportunidad, pero el proyecto no terminaba ahí. Ahora que conocemos el resultado toca felicitar a la ciudad ganadora y seguir adelante. Una vez que la desilusión deje paso a la reflexión serena nos daremos cuenta que hay un camino andado, una labor que puede aprovecharse para desarrollar un concepto de ciudad compartido entre todos los ciudadanos. [caption id="attachment_3833" align="aligncenter" width="360" caption="Ciudades españolas finalistas"][/caption]

Es justamente ese uno de los principales logros que conlleva el haber participado en la selección final. La implicación de la ciudadanía es indispensable para sacar adelante un proyecto de marca-ciudad que añada valor al destino.

Es justamente ese uno de los principales logros que conlleva el haber participado en la selección final. La implicación de la ciudadanía es indispensable para sacar adelante un proyecto de marca-ciudad que añada valor al destino. Es un proceso del que nos hemos ocupado insistentemente en este blog porque estamos seguros de que es una herramienta eficaz para el desarrollo de las ciudades, y para conseguirlo nada mejor que aprovechar el orgullo de pertenencia que surge al marcar un objetivo común y defenderlo dignamente.
Las Palmas de Gran Canaria tiene hoy la oportunidad de ser elegida capital europea de la cultura 2016. No es simplemente una cuestión de orgullo, sino una gran oportunidad para definir la marca-ciudad, esa herramienta que hemos defendido en tantas ocasiones y que en Woll consideramos indispensable para el desarrollo estratégico de cualquier ciudad.  Por eso aprovechamos la ocasión para recordar nuestra reflexión de hace ya algunos meses en torno a la candidatura canaria a esta nominación. Mientras tanto cruzamos los dedos.

POST RECUPERADO (5 OCTUBRE DE 2010)

Es un logro por el que tenemos que felicitarnos todos los canarios, en general, y particularmente los ciudadanos de Las Palmas de Gran Canaria, que avanzan un paso más hacia el sueño de ser Capital Cultural europea en 2016. El tren no volverá a pasar hasta 2032, cuando a España le corresponda otra vez designar la ciudad que será foco de atención cultural para 500 millones de europeos, así que es el momento de apostar fuerte.  La designación es, en primer lugar, un enorme escaparate en el que se puede mostrar mucho más que sol y playa para atraer nuevos turistas.  Pero también es la oportunidad de reinventar la ciudad, regenerando espacios públicos y mejorando su imagen, sin olvidar los beneficios económicos que pueden llegar con las inversiones atraídas por el acontecimiento. Algunas estimaciones en las ciudades que han albergado la capitalidad estiman que el retorno de la inversión ha sido de 8 a 10 euros por cada euro gastado.
En las charlas de sobremesa de este fin de semana más de uno ya conocía la historia del pobre adolescente chino que vendió un riñón a cambio de...un i-pad 2 y un ordenador portátil*.  La noticia recorre la Red como la pólvora explicándola prácticamente con las mismas palabras.El titular no habría llamado tanto la atención si rezara: "Vende un riñón por 2200 euros", hay de hecho otras noticias en la web que hablan de ventas de órganos por distintos precios, pero a efectos periodísticos el gancho es lo que se compró con ese dinero. La cuestión que nos planteamos ahora es si esta noticia que está recorriendo el planeta afecta de alguna manera a la marca en cuestión, esto es a Apple.

Entre los protocolos de comunicación de crisis conviene ir chequeando como medida preventiva cualquier noticia relevante y también cualquier rumor que en la Red pueda alcanzar un enorme impacto en muy poco tiempo por muy falso que sea.

 

[caption id="" align="aligncenter" width="400" caption="Los protagonistas: El ipad, el riñón y el dueño de ambos."][/caption]
No es solo el pepino. La repercusión de las sospechas alemanas sobre el pepino español se extienden al resto de productos hortofrutícolas de nuestro país que se ven afectados también por la pérdida de confianza de los consumidores europeos.No es solo Alemania. El pánico no sabe de fronteras, así que las puertas se van cerrando para nuestros productos en media Europa. No es Málaga o la empresa Frunet. La desconfianza engloba a toda la geografía española e incluso los productores canarios han tenido que salir a la palestra ante la amenaza que supone esta crisis para sus productos. En última instancia es incluso la marca-país "España" y todo lo que representa la que puede resultar dañada por una onda expansiva tan injusta como dañina.

Sin la reputación y la credibilidad que avale sus productos, ni los enormes invernaderos de Frunet ni su inmensa maquinaria importa más que el producto que exporta: un pepino.

Send this to a friend