Capital Cultural 2016 Tag

Porque como recordábamos horas antes de que el jurado hiciese pública su decisión la elección de Las Palmas de Gran Canaria era una gran oportunidad, pero el proyecto no terminaba ahí. Ahora que conocemos el resultado toca felicitar a la ciudad ganadora y seguir adelante. Una vez que la desilusión deje paso a la reflexión serena nos daremos cuenta que hay un camino andado, una labor que puede aprovecharse para desarrollar un concepto de ciudad compartido entre todos los ciudadanos. [caption id="attachment_3833" align="aligncenter" width="360" caption="Ciudades españolas finalistas"][/caption]

Es justamente ese uno de los principales logros que conlleva el haber participado en la selección final. La implicación de la ciudadanía es indispensable para sacar adelante un proyecto de marca-ciudad que añada valor al destino.

Es justamente ese uno de los principales logros que conlleva el haber participado en la selección final. La implicación de la ciudadanía es indispensable para sacar adelante un proyecto de marca-ciudad que añada valor al destino. Es un proceso del que nos hemos ocupado insistentemente en este blog porque estamos seguros de que es una herramienta eficaz para el desarrollo de las ciudades, y para conseguirlo nada mejor que aprovechar el orgullo de pertenencia que surge al marcar un objetivo común y defenderlo dignamente.
Las Palmas de Gran Canaria tiene hoy la oportunidad de ser elegida capital europea de la cultura 2016. No es simplemente una cuestión de orgullo, sino una gran oportunidad para definir la marca-ciudad, esa herramienta que hemos defendido en tantas ocasiones y que en Woll consideramos indispensable para el desarrollo estratégico de cualquier ciudad.  Por eso aprovechamos la ocasión para recordar nuestra reflexión de hace ya algunos meses en torno a la candidatura canaria a esta nominación. Mientras tanto cruzamos los dedos.

POST RECUPERADO (5 OCTUBRE DE 2010)

Es un logro por el que tenemos que felicitarnos todos los canarios, en general, y particularmente los ciudadanos de Las Palmas de Gran Canaria, que avanzan un paso más hacia el sueño de ser Capital Cultural europea en 2016. El tren no volverá a pasar hasta 2032, cuando a España le corresponda otra vez designar la ciudad que será foco de atención cultural para 500 millones de europeos, así que es el momento de apostar fuerte.  La designación es, en primer lugar, un enorme escaparate en el que se puede mostrar mucho más que sol y playa para atraer nuevos turistas.  Pero también es la oportunidad de reinventar la ciudad, regenerando espacios públicos y mejorando su imagen, sin olvidar los beneficios económicos que pueden llegar con las inversiones atraídas por el acontecimiento. Algunas estimaciones en las ciudades que han albergado la capitalidad estiman que el retorno de la inversión ha sido de 8 a 10 euros por cada euro gastado.
Es un logro por el que tenemos que felicitarnos todos los canarios, en general, y particularmente los ciudadanos de Las Palmas de Gran Canaria, que avanzan un paso más hacia el sueño de ser Capital Cultural europea en 2016. El tren no volverá a pasar hasta 2032, cuando a España le corresponda otra vez designar la ciudad que será foco de atención cultural para 500 millones de europeos, así que es el momento de apostar fuerte.  La designación es, en primer lugar, un enorme escaparate en el que se puede mostrar mucho más que sol y playa para atraer nuevos turistas.  Pero también es la oportunidad de reinventar la ciudad, regenerando espacios públicos y mejorando su imagen, sin olvidar los beneficios económicos que pueden llegar con las inversiones atraídas por el acontecimiento. Algunas estimaciones en las ciudades que han albergado la capitalidad estiman que el retorno de la inversión ha sido de 8 a 10 euros por cada euro gastado.

Send this to a friend