abril 2013

Una de las características más irritantes de las crisis de comunicación es que casi siempre surgen de forma súbita. De sopetón. Así que hablar de crisis sorpresa viene a ser una redundancia.  Ocurre sin embargo que a veces las crisis ni siquiera derivan de la acción u omisión de una empresa. Simplemente nos alcanza una ola que no ayudamos a generar. [caption id="" align="aligncenter" width="503"] Un lema desafortunado.[/caption] Estos días hemos visto varios ejemplos asociados a dos tragedias que se han producido en distintas partes del mundo y que provocan efectos colaterales en las marcas afectadas. Vaya por delante que no pretendemos frivolizar con asuntos en los que nada es comparable a los daños a personas. Constatamos, no obstante, que las consecuencias se extienden en distintos ámbitos a modo de ondas en un estanque.

¿Sabían que Nike tenía a la venta unas camisetas con el lema Boston Massacre? También hay que tener puntería para manejar ese slogan

Nos contaba Alicia Feliciano, consultora tecnológica y autora del libro "Socorro quiero ser digital", que hay unas islas polinesias que viven de su dominio...en internet. El país insular se llama Tuvalu y en su día tuvo la suerte de que le asignaron el dominio .tv,  unas siglas por las que muchas empresas audiovisuales estaban dispuestas a pagar una fortuna. Así lo hacen, de hecho, y Tuvalu se sostiene gracias a los royalties que les dan esas dos letritas. [vsw id="a7S8fy95keA&feature=youtu.be" source="youtube" width="425" height="344" autoplay="no"]

 A finales de este mes se ponen en circulación los nuevos dominios que autorizó el año pasado y de los que usted puede disponer si dispone de la módica cantidad de 180.000 euros para empezar a hablar...

Send this to a friend