marzo 2012

Si el propio vicepresidente de la CEOE admite que su organización necesita reinventarse y mejorar su imagen no seremos nosotros quienes le discutamos el diagnóstico. Hace poco más de un año analizábamos precisamente el lastre que suponía para esta organización un perfil proclive a los estereotipos, en la que muchos probablemente ven una especie de lobby de poderosos magnates, antagonistas de los sufridos asalariados. Los tiempos que corren están sirviendo para repensar estructuras que creíamos inamovibles.  El problema para la CEOE como admite su propio vicepresidente es que muchos empresarios no se reconocen en esta estructuras, desde los pequeños empresarios que luchan para pagarse su propio sueldo a los nuevos emprendedores que necesitan estructuras mucho más ágiles y flexibles.

La imagen de las Cámaras de Comercio es probablemente más cercana a los empresarios "de a pie". En estos años las Cámaras han logrado una mayor conexión con muchos emprendedores a los que han "enseñado" a ser empresarios.

[caption id="" align="aligncenter" width="319" caption="Ah, los estereotipos..."][/caption]

Send this to a friend